miércoles, 10 de abril de 2013

AUDIO LECTURA PARA EL DIA 26 DE FEBRERO

Mt 619-34,Ex 35-36,Pr 16


LECTURA PARA EL DIA 26 DE FEBRERO
Mateo
Capítulo 06

6:19 No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan;
6:20 sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.
6:21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.
6:22 La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz;
6:23 pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estaráen tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas?
6:24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.
6:25 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?
6:26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?
6:27 ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?
6:28 Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan;
6:29 pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.
6:30 Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?
6:31 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?
6:32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.
6:33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
6:34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.


Éxodo
Capítulo 35
35:1 Moisés convocó a toda la congregación de los hijos de Israel y les dijo: Estas son las cosas que Jehová ha mandado que sean hechas:
35:2 Seis días se trabajará, mas el día séptimo os será santo, día de reposo para Jehová; cualquiera que en él hiciere trabajo alguno, morirá.
35:3 No encenderéis fuego en ninguna de vuestras moradas en el día de reposo.
35:4 Y habló Moisés a toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: Esto es lo que Jehová ha mandado:
35:5 Tomad de entre vosotros ofrenda para Jehová; todo generoso de corazón la traerá a Jehová; oro, plata, bronce,
35:6 azul, púrpura, carmesí, lino fino, pelo de cabras,
35:7 pieles de carneros teñidas de rojo, pieles de tejones, madera de acacia,
35:8 aceite para el alumbrado, especias para el aceite de la unción y para el incienso aromático,
35:9 y piedras de ónice y piedras de engaste para el efod y para el pectoral.
35:10 Todo sabio de corazón de entre vosotros vendrá y hará todas las cosas que Jehová ha mandado:
35:11 el tabernáculo, su tienda, su cubierta, sus corchetes, sus tablas, sus barras, sus columnas y sus basas;
35:12 el arca y sus varas, el propiciatorio, el velo de la tienda;
35:13 la mesa y sus varas, y todos sus utensilios, y el pan de la proposición;
35:14 el candelero del alumbrado y sus utensilios, sus lámparas, y el aceite para el alumbrado;
35:15 el altar del incienso y sus varas, el aceite de la unción, el incienso aromático, la cortina de la puerta para la entrada del tabernáculo;
35:16 el altar del holocausto, su enrejado de bronce y sus varas, y todos sus utensilios, y la fuente con su base;
35:17 las cortinas del atrio, sus columnas y sus basas, la cortina de la puerta del atrio;
35:18 las estacas del tabernáculo, y las estacas del atrio y sus cuerdas;
35:19 las vestiduras del servicio para ministrar en el santuario, las sagradas vestiduras de Aarón el sacerdote, y las vestiduras de sus hijos para servir en el sacerdocio.
35:20 Y salió toda la congregación de los hijos de Israel de delante de Moisés.
35:21 Y vino todo varón a quien su corazón estimuló, y todo aquel a quien su espíritu le dio voluntad, con ofrenda a Jehová para la obra del tabernáculo de reunión y para toda su obra, y para las sagradas vestiduras.
35:22 Vinieron así hombres como mujeres, todos los voluntarios de corazón, y trajeron cadenas y zarcillos, anillos y brazaletes y toda clase de joyas de oro; y todos presentaban ofrenda de oro a Jehová.
35:23 Todo hombre que tenía azul, púrpura, carmesí, lino fino, pelo de cabras, pieles de carneros teñidas de rojo, o pieles de tejones, lo traía.
35:24 Todo el que ofrecía ofrenda de plata o de bronce traía a Jehová la ofrenda; y todo el que tenía madera de acacia la traía para toda la obra del servicio.
35:25 Además todas las mujeres sabias de corazón hilaban con sus manos, y traían lo que habían hilado: azul, púrpura, carmesí o lino fino.
35:26 Y todas las mujeres cuyo corazón las impulsó en sabiduría hilaron pelo de cabra.
35:27 Los príncipes trajeron piedras de ónice, y las piedras de los engastes para el efod y el pectoral,
35:28 y las especias aromáticas, y el aceite para el alumbrado, y para el aceite de la unción, y para el incienso aromático.
35:29 De los hijos de Israel, así hombres como mujeres, todos los que tuvieron corazón voluntario para traer para toda la obra, que Jehová había mandado por medio de Moisés que hiciesen, trajeron ofrenda voluntaria a Jehová.
35:30 Y dijo Moisés a los hijos de Israel: Mirad, Jehová ha nombrado a Bezaleel hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá;
35:31 y lo ha llenado del Espíritu de Dios, en sabiduría, en inteligencia, en ciencia y en todo arte,
35:32 para proyectar diseños, para trabajar en oro, en plata y en bronce,
35:33 y en la talla de piedras de engaste, y en obra de madera, para trabajar en toda labor ingeniosa.
35:34 Y ha puesto en su corazón el que pueda enseñar, así él como Aholiab hijo de Ahisamac, de la tribu de Dan;
35:35 y los ha llenado de sabiduría de corazón, para que hagan toda obra de arte y de invención, y de bordado en azul, en púrpura, en carmesí, en lino fino y en telar, para que hagan toda labor, e inventen todo diseño.


Éxodo
Capítulo 36
36:1 Así, pues, Bezaleel y Aholiab, y todo hombre sabio de corazón a quien Jehová dio sabiduría e inteligencia para saber hacer toda la obra del servicio del santuario, harán todas las cosas que ha mandado Jehová.
36:2 Y Moisés llamó a Bezaleel y a Aholiab y a todo varón sabio de corazón, en cuyo corazón había puesto Jehová sabiduría, todo hombre a quien su corazón le movió a venir a la obra para trabajar en ella.
36:3 Y tomaron de delante de Moisés toda la ofrenda que los hijos de Israel habían traído para la obra del servicio del santuario, a fin de hacerla. Y ellos seguían trayéndole ofrenda voluntaria cada mañana.
36:4 Tanto, que vinieron todos los maestros que hacían toda la obra del santuario, cada uno de la obra que hacía,
36:5 y hablaron a Moisés, diciendo: El pueblo trae mucho más de lo que se necesita para la obra que Jehová ha mandado que se haga.
36:6 Entonces Moisés mandó pregonar por el campamento, diciendo: Ningún hombre ni mujer haga más para la ofrenda del santuario. Así se le impidió al pueblo ofrecer más;
36:7 pues tenían material abundante para hacer toda la obra, y sobraba.
36:8 Todos los sabios de corazón de entre los que hacían la obra, hicieron el tabernáculo de diez cortinas de lino torcido, azul, púrpura y carmesí; las hicieron con querubines de obra primorosa.
36:9 La longitud de una cortina era de veintiocho codos, y la anchura de cuatro codos; todas las cortinas eran de igual medida.
36:10 Cinco de las cortinas las unió entre sí, y asimismo unió las otras cinco cortinas entre sí.
36:11 E hizo lazadas de azul en la orilla de la cortina que estaba al extremo de la primera serie; e hizo lo mismo en la orilla de la cortina final de la segunda serie.
36:12 Cincuenta lazadas hizo en la primera cortina, y otras cincuenta en la orilla de la cortina de la segunda serie; las lazadas de la una correspondían a las de la otra.
36:13 Hizo también cincuenta corchetes de oro, con los cuales enlazó las cortinas una con otra, y así quedó formado un tabernáculo.
36:14 Hizo asimismo cortinas de pelo de cabra para una tienda sobre el tabernáculo; once cortinas hizo.
36:15 La longitud de una cortina era de treinta codos, y la anchura de cuatro codos; las once cortinas tenían una misma medida.
36:16 Y unió cinco de las cortinas aparte, y las otras seis cortinas aparte.
36:17 Hizo además cincuenta lazadas en la orilla de la cortina que estaba al extremo de la primera serie, y otras cincuenta lazadas en la orilla de la cortina final de la segunda serie.
36:18 Hizo también cincuenta corchetes de bronce para enlazar la tienda, de modo que fuese una.
36:19 E hizo para la tienda una cubierta de pieles de carneros teñidas de rojo, y otra cubierta de pieles de tejones encima.
36:20 Además hizo para el tabernáculo las tablas de madera de acacia, derechas.
36:21 La longitud de cada tabla era de diez codos, y de codo y medio la anchura.
36:22 Cada tabla tenía dos espigas, para unirlas una con otra; así hizo todas las tablas del tabernáculo.
36:23 Hizo, pues, las tablas para el tabernáculo; veinte tablas al lado del sur, al mediodía.
36:24 Hizo también cuarenta basas de plata debajo de las veinte tablas: dos basas debajo de una tabla, para sus dos espigas, y dos basas debajo de otra tabla para sus dos espigas.
36:25 Y para el otro lado del tabernáculo, al lado norte, hizo otras veinte tablas,
36:26 con sus cuarenta basas de plata; dos basas debajo de una tabla, y dos basas debajo de otra tabla.
36:27 Y para el lado occidental del tabernáculo hizo seis tablas.
36:28 Para las esquinas del tabernáculo en los dos lados hizo dos tablas,
36:29 las cuales se unían desde abajo, y por arriba se ajustaban con un gozne; así hizo a la una y a la otra en las dos esquinas.
36:30 Eran, pues, ocho tablas, y sus basas de plata dieciséis; dos basas debajo de cada tabla.
36:31 Hizo también las barras de madera de acacia; cinco para las tablas de un lado del tabernáculo,
36:32 cinco barras para las tablas del otro lado del tabernáculo, y cinco barras para las tablas del lado posterior del tabernáculo hacia el occidente.
36:33 E hizo que la barra de en medio pasase por en medio de las tablas de un extremo al otro.
36:34 Y cubrió de oro las tablas, e hizo de oro los anillos de ellas, por donde pasasen las barras; cubrió también de oro las barras.
36:35 Hizo asimismo el velo de azul, púrpura, carmesí y lino torcido; lo hizo con querubines de obra primorosa.
36:36 Y para él hizo cuatro columnas de madera de acacia, y las cubrió de oro, y sus capiteles eran de oro; y fundió para ellas cuatro basas de plata.
36:37 Hizo también el velo para la puerta del tabernáculo, de azul, púrpura, carmesí y lino torcido, obra de recamador;
36:38 y sus cinco columnas con sus capiteles; y cubrió de oro los capiteles y las molduras, e hizo de bronce sus cinco basas.



Proverbios
Capítulo 16
16:1 Del hombre son las disposiciones del corazón; 
Mas de Jehová es la respuesta de la lengua. 
16:2 Todos los caminos del hombre son limpios en su propia opinión; 
Pero Jehová pesa los espíritus. 
16:3 Encomienda a Jehová tus obras, 
Y tus pensamientos serán afirmados. 
16:4 Todas las cosas ha hecho Jehová para sí mismo, 
Y aun al impío para el día malo. 
16:5 Abominación es a Jehová todo altivo de corazón; 
Ciertamente no quedará impune. 
16:6 Con misericordia y verdad se corrige el pecado, 
Y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal. 
16:7 Cuando los caminos del hombre son agradables a Jehová, 
Aun a sus enemigos hace estar en paz con él. 
16:8 Mejor es lo poco con justicia
Que la muchedumbre de frutos sin derecho. 
16:9 El corazón del hombre piensa su camino; 
Mas Jehová endereza sus pasos. 
16:10 Oráculo hay en los labios del rey; 
En juicio no prevaricará su boca. 
16:11 Peso y balanzas justas son de Jehová; 
Obra suya son todas las pesas de la bolsa. 
16:12 Abominación es a los reyes hacer impiedad, 
Porque con justicia será afirmado el trono. 
16:13 Los labios justos son el contentamiento de los reyes, 
Y éstos aman al que habla lo recto. 
16:14 La ira del rey es mensajero de muerte; 
Mas el hombre sabio la evitará. 
16:15 En la alegría del rostro del rey está la vida, 
Y su benevolencia es como nube de lluvia tardía. 
16:16 Mejor es adquirir sabiduría que oro preciado; 
Y adquirir inteligencia vale más que la plata.
16:17 El camino de los rectos se aparta del mal; 
Su vida guarda el que guarda su camino. 
16:18 Antes del quebrantamiento es la soberbia, 
Y antes de la caída la altivez de espíritu. 
16:19 Mejor es humillar el espíritu con los humildes 
Que repartir despojos con los soberbios. 
16:20 El entendido en la palabra hallará el bien, 
Y el que confía en Jehová es bienaventurado. 
16:21 El sabio de corazón es llamado prudente, 
Y la dulzura de labios aumenta el saber. 
16:22 Manantial de vida es el entendimiento al que lo posee; 
Mas la erudición de los necios es necedad. 
16:23 El corazón del sabio hace prudente su boca, 
Y añade gracia a sus labios. 
16:24 Panal de miel son los dichos suaves; 
Suavidad al alma y medicina para los huesos. 
16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, 
Pero su fin es camino de muerte.
16:26 El alma del que trabaja, trabaja para sí, 
Porque su boca le estimula. 
16:27 El hombre perverso cava en busca del mal, 
Y en sus labios hay como llama de fuego. 
16:28 El hombre perverso levanta contienda, 
Y el chismoso aparta a los mejores amigos. 
16:29 El hombre malo lisonjea a su prójimo, 
Y le hace andar por camino no bueno. 
16:30 Cierra sus ojos para pensar perversidades; 
Mueve sus labios, efectúa el mal. 
16:31 Corona de honra es la vejez 
Que se halla en el camino de justicia. 
16:32 Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte; 
Y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad. 
16:33 La suerte se echa en el regazo; 
Mas de Jehová es la decisión de ella.

1 CORINTIOS 11.17-34,2 REYES 5,ABDIAS 1

1ra. a los Corintios Capítulo 11 11:17 Pero al anunciaros esto que sigue, no os alabo; porque no os congregáis para lo mejor, sino para lo...